Jericó, un pueblo que preserva su tradición

Jericó, un pueblo que preserva su tradición

Por conservar su arquitectura y costumbres el municipio fue nombrado Bien de Interés Cultural.

Por:  DAFNA VÁSQUEZ |

El 67 por ciento del área urbana es lo que representa el Centro Histórico, por esta razón Jericó recibió la declaratoria nacional que lo erige como un municipio digno de visitar y conocer.

Foto: Guillermo Ossa/EL TIEMPO

El 67 por ciento del área urbana es lo que representa el Centro Histórico, por esta razón Jericó recibió la declaratoria nacional que lo erige como un municipio digno de visitar y conocer.

 

Frente a la catedral Nuestra Señora de las Mercedes, de estilo neo-románico, se sostienen desde hace un siglo y medio las dos casas más antiguas de Jericó, incluso más que el mismo templo fundado en 1953. La primera, vino tinto y colonial, sirve de tienda de abarrotes. En la otra, verde y propiedad de los Castaño, funciona la Farmacia Leticia, a la que los años no parecen pasar por sus puertas y ventanas talladas en madera.
Jericó parece anclado en el tiempo. Las casonas, con un aproximado de 160 años, guardan en su arquitectura lo tradicional de épocas pasadas.

La conservación de estas características arquitectónicas fue una de las razones por las que las ocho manzanas del Centro Histórico de ese municipio del suroeste antioqueño fue declarado Bien de Interés Cultural del Ámbito Nacional el pasado 10 de marzo por el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural.

Todas las fachadas son coloridas, pero las que son propias de la colonización antioqueña están hechas en tapia y bahareque, tienen aleros y las vigas que los sostienen son figuras. Mientras que las republicanas poseen picos y son angostas de frente, con un revestimiento de delgadas chapas de piedra.

Ambos estilos preservan los sótanos, patios centrales empedrados, techos altos con diseños en las paredes de donde desprenden las lámparas, portones y contra portones con unos caldos muy significativos en comino, cedro o roble.

Jericó cumple con una serie de valores estéticos, simbólicos e históricos que lo hicieron entrar en la lista de los 45 pueblos patrimonio del país. Por Antioquia también están Abejorral, Concepción, Jardín, Marinilla, Río Negro y Santa fe de Antioquia.

El reconocimiento se les dio a varias zonas del municipio y al Plan Especial de Manejo y protección, que de acuerdo con Sergio Chirivella, asesor de la dirección de patrimonio del Ministerio de Cultura, fue presentado por la Administración Municipal hace cuatro años.

Chirivella dijo que además de la importancia de la arquitectura, se le añade una serie de elementos que se repiten a lo largo del tiempo y que identifican a los jericoanos. Como lo son la traza urbana, la topografía, las fuentes hídricas y el patrimonio inmaterial que responde a todo el tema de gastronomía, tradiciones, guarnieles, fiestas patronales, festejos, oficios e incluso la canonización de santa Laura, oriunda de este lugar.

Sin embargo, aseguró, lo que más llamó la atención fue la apropiación y el valor que tienen los habitantes por sus tierras y costumbres. “Este es un reconocimiento desde la nación a toda esa labor que ha hecho la comunidad para mantener ese patrimonio”.

Según Jorge Andrés Pérez, alcalde de Jericó, él al igual que los más de 12.000 habitantes de su municipio se siente muy feliz de que se les reconozca su amor y dedicación al preservar el entorno, la riqueza más grande que tienen para entregarles a los visitantes.

El primer paso para lograr ser incluidos en las grandes ligas de pueblos patrimonio fue comenzar a hacer declaratorias locales.

Carlos Mario Venegas, gerente de la declaratoria, contó que “las fiestas patronales, el teatro Santa María, la Semana Santa y la imagen de la Virgen de las Mercedes, que trajo el fundador Santiago Santa María en 1850, fueron nombrados Bienes de Interés Cultural, Histórico y Turístico de Jericó”.

Ese esfuerzo de muchos años valió la pena. Ahora, como lo expresó Nelson Restrepo, vicepresidente del Centro de Historia de Jericó, tienen la obligación de cuidar y preservar la arquitectura, las tradiciones y lo inmaterial para que sean la gran vitrina de ese pueblo para el mundo.

“Lo que se pretende es que vengan muchas personas atraídas por un turismo patrimonial para que realmente se valore lo que se ha hecho en 166 años, que de alguna manera, han sido testimonio de lo que fue la colonización del suroeste”, agregó Restrepo.

Uno de los mayores atractivos de Jericó, es la peregrinación. Bajo esta temática, se puede visitar la casa natal de Santa Laura Montoya, el Centro de Historia, el Santuario Del Inmaculado Corazón de María y el Museo de Arte Religioso que está en los bajos de la Catedral.

Además, para este municipio la Semana Santa es de suma importancia tanto en la parroquia principal como en sus 21 capillas.

Monseñor Nabor Suarez, presidente del Centro de Historia de Jericó, afirmó que en la conmemoración de la pasión, muerte y resurrección de Jesús las organizaciones en las iglesias del municipio hay diferencias al celebrarla. “Al ser sede episcopal, las ceremonias son precedidas por el obispo. Es una tradición religiosa que se convierte en la reunión de un pueblo entorno de una fiesta que es símbolo de fe”, puntualizó.

La procesión del Resucitado, contó Monseñor, es una de las más emotivas, ya que desde los balcones los habitantes lanzan flores y serpentinas.

Al igual que Jericó, los otros 124 municipios del departamento tienen una amplia oferta religiosa, cultural y natural en el marco de la Semana Santa.

Es así como reciben a los visitantes con procesiones, eucaristías y diferentes actividades afines a esa celebración. Antioquia tiene una fuerte tradición cristiana católica que se puede apreciar las costumbre y la arquitectura de sus pueblos.

EL TIEMPO ofrece un listado de eventos importantes para la Semana Mayor de algunos municipios.

Occidente vive con fervor esta Semana

Las construcciones coloniales de Santa Fe de Antioquia, occidente antioqueño, guardan un legado patrimonial ancestral. La devoción con que se celebra la Semana Mayor en este municipio, que lleva más de cuatro siglos siendo escenario de recogimiento, se vive en la Catedral Arquidiocesana, en los ocho templos y en las cuatro iglesias externas del pueblo.

Las actividades que más llaman la atención de los turistas son: el Festival de Música Sacra y Religiosa, procesiones, exposición en el museo Juan del Corral y Semana santica en vivo.

A sólo 45 minutos de Medellín, Santa Fe, enseña una forma prolongada de celebrar por cuatro semanas la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

Los eventos comienzan con la Semana Santica de El Llano de Bolívar, la Semana Santa del Centro Histórico, la Semana Santa de El Llano de Bolívar y finalizan con la Semana Santica del Centro Histórico.

Jardín, otro destino de devoción

El suroeste antioqueño es una zona turística que combina la religiosidad y la cultura.

Jericó es por excelencia un lugar de turismo religioso permanente, en lo corrido del año llegan a allí peregrinos de todas partes del mundo para mostrar su fervor por santa Laura Montoya. Visitando el Museo de Arte Religioso y la casa natal de Montoya.

Sin embargo, para el municipio de Jardín, al igual que para los veintitrés que conforman la subregión, la Semana Santa es una festividad importante.

Las corridas procesionales costumbristas, coloridas y multitudinarias son lo que más llama la atención de los visitantes.

Las programaciones de la basílica menor La Inmaculada Concepción y la del Convento de las Hermanas Concepcionistas de Jardín invitan a conciertos con Banda Sinfónica Corporación Escuela de Música, estudiantina y grupos de Cámara.

Religiosidad del oriente antioqueño

El Retiro, Marinilla, Guarne y Ríonegro son algunos de los municipios del oriente de Antioquia que ofrecen a sus visitantes una variedad de actividades en el marco de la Semana Santa.

En el caso de Marinilla a partir del Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección, se hacen una serie de actos litúrgicos. Sin embargo se destacan las procesiones tradicionales infantiles, exposiciones de arte religioso y el Festival Internacional de música religiosa.

Por su parte, la Parroquia Nuestra Señora la Candelaria, en Guarne, realiza conciertos de música religiosa que se extienden en las iglesias Santa Ana y San Antonio, Al mismo tiempo la Casa de la Cultura brinda un concierto de cuerdas.

En Ríonegro los eventos más significativos son Semana Santa, en Parque Comfama Tutucán y Procesión del Viernes Santo en la catedral de San Nicolás.

Dafna Vásquez
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN